poema de la rodilla

|
1.

yo estaba allí
cuando dijiste “fugaz”
y se estrellaron en el cielo
todos los pájaros de la tarde

desde entonces
estoy intentando reponerme de mí
hago cosas que me hacen parecer otra persona
inquieta descubro parecidos entre mi cuerpo y una hormiga
y tiemblo de pensar que tal vez alguien me aplastó y no lo supe

2.

se cierran las puertas
se abren los caminos
el invierno llegará hasta todos
como una enfermedad pacífica
sobre la que colgarán todos los puentes

(alguien caminará por ellos
simplemente temeroso de caerse al frío)

3.

llevo toda la semana escuchando las mismas canciones incompletas
y buscando una que sólo sea para mí
a veces necesitamos cosas que sólo sean para nosotros
y nos completen esos órganos vitales que funcionan mal
una cucharadita de azufre pá cuando el corazón sufre
una ramita de perejil si no podemos dormir
un trozo de carbón para calentar el pulmón
y un hilo por si perdemos el camino

yo tengo una caja de secretos donde guardo botones
y bolsitas de té
te lúrico
te trico
te merario
te mazcal

pero a veces las palabras no dan sabor
y es fácil perderse en el azúcar

llevo toda la semana escuchando canciones incompletas
y buscando una que sea sólo para mí
podría pasarme así toda la vida

4.

ayer me caí
y todos mis deseos se concentraron en mi rodilla izquierda
que se hinchó de orgullo e incluso cambió de color

estuve esperando toda la mañana
para caerme frente a una farmacia

sé que mi cuerpo está enfadado
y por eso se cae de mí
como a veces el alma se te cae al suelo
como si estuviera buscando su arete favorito

pero ayer en el piso
me esperaban la dureza de la vida
y una hormiga que se me enredó en el pelo
como a veces tú te enredas en mi cuerpo

cerré los ojos
y me ví en una cazuelita de barro
acurrucada como un frijol de olla
que busca su lugar en el mundo
cerré los ojos
y vi que alguien abría la cazuelita
me encontraba y ponía la misma cara
que cuando encuentras un billete perdido

la hormiga me miraba
abrí los ojos y la hormiga me miraba

5.

pensé que ayer el invierno se abría paso en mi memoria, que venía bajando de los astros para regalarme las palabras incómodas de los caídos, pensé que una broma hambrienta del destino venía a cebarse en mí

y vinieron a mi mente las mismas canciones incompletas que estuve escuchando en la semana y la hormiga las tarareó para mí, sólo para mí

3 pájaros en el árbol:

Poeta influyente dijo...

Ya lo sabes hermosa, pero en verdad cada día te admiro más.
Amores pa' la pata.

Ximena de Tavira dijo...

¡Tremenda, de Cabo a rabo!

"sé que mi cuerpo está enfadado
y por eso se cae de mí
como a veces el alma se te cae al suelo
como si estuviera buscando su arete favorito"

A alguien se le cayó un arete en la calle
esta tarde lo encontré
con la certeza
de que en algún momento
tarde o temprano
tendría sentido al acto de haberlo levantado.

¿lo quieres?

es tuyo

¿no lo quieres?...

es tuyo igual.

Salud, por las casualidades.

Te amo, hermana galleta.

P.D. Una canción sólo para ti y para tu pata mala:

"La patita
con canasta y con reboso de bolita
fue al mercado
a comprar todas las cosas del mandado
se va meneando al caminar
como los barcos en altamar..."

Cri-cri.

el árbol rojo dijo...

gracias a ambas
le canto con alegría
noche y día

besotes

Publicar un comentario