la pared

|

la pared de mi celda es pájaro

que la iniciativa parta del contrario
-no es una guerra la batalla que el corazón libra-
el camino es un asfalto de silencios
donde perdura la conciencia del paso

la arcilla perece en las pestañas
el grano de arena en el ojo que pide
el contorno del labio podrá ser quizás
la respuesta que busca la boca que dice

dormir soñar sonámbulo amanecer del holocausto
la pared de mi celda es pájaro

se fue sin decir “adiós”
desapareció con la sorpresa hilada al final de un cuento de hadas
donde un ogro devora jovencitas

era tarde y no había cumplido sus palabras
alma de cántaro retruécano
bramaban  las campanas de tu nombre
sin ritmo tu mano baqueta del vacío
insomnes de bosques los jardines

la mar garita de tus ojos
era un andamio adolescente entre mis piernas
el dardo era certero una mentira
asumo las paredes
los barrotes incrédulos de tu sonrisa
la libertad que revivía en cada encuentro
los lunes demonios salpicando a-dioses
me despido           nos vamos           nos queremos      hasta cuándo

donde rompía cristales el océano
maldigo la torpeza de mi nombre


4 pájaros en el árbol:

Anónimo dijo...

¡"la mar garita de tus ojos
era un andamio adolescente entre mis piernas"!

Jorge Ampuero dijo...

Exquisitos versos.

Saludos :)

María Tabares dijo...

Buuuu

el árbol rojo dijo...

gracias a los tres, besotote

Publicar un comentario