lección de boca (ejercicio poético)

|


MAPA

trazo un mínimo tallo detallado
insólito como la boca del almendro
conocedora del secreto del fruto seco

y de los pasos que doy en falso
cuando me pierdo en el mosaico de las selvas
que me llenaron de agujeros el ojo
y sin embargo piso en la cocina la hojarasca:
fértil musgo con el que alguna vez alimenté
la boca del más cruel de mis destinos


LATIFUNDIO

el corazón padece siempre los trastornos propios de un tren
constantemente lleno de pasaje, de revisores que pasan factura
de maquinistas que lo llenan de carbón como un rey mago
constantemente en contacto con el suelo
con la dureza del raíl que se desliza
para que todas las pasiones se concentren
en el cerrojo de la boca que no reza
en el rojo de la boca que no besa
en el ojo de la boca que no cesa



SEMEJANZAS

la media luna del cielo no tiene dientes
va fraguando tan desmedida el deseo
que siempre la encuentran los amantes
en el baile bullicioso de la sábana

como el mecanismo del beso
que se esconde en el armazón del labio


FESTIVAL

es el festival de la castaña
el que trae fiera luz a tus ojos verdes

¿de qué color nació el ayer del día?

¿sospechas que las torpes águilas
robaron un trombón y un equinoccio?

es tu boca un festival
un festín para los sordos
que te pueden mirar sin que interrumpa
tan siquiera un milimétrico aliento de sonido


SOL

el sol saliva sediento
queriendo ser boca



ANDÉN

ande andén:
no interrumpa los pasos del que vuelve
no interrumpa los pasos del que fue

siéntese, andén
en uno de sus bancos
y llore como las grietas de los pasos
saque un pañuelito del bolsillo derecho
y despida con gracia el aleteo del último vagón

luego llore, andén
inunde las vías
deje que el tren se haga a la mar

fascinado
lleve el índice de la mano derecha
a su boca recién nacida

y pida silencio, andén :
tiene tres segundos


VOCABLO

la última boca que te vi era una calle

por la que yo corría con los dedos expuestos a la vida
vocalizando mi tacto como si estuvieran aprendiendo a hablar

de las aceras es la vocación orgánica de las pisadas
de las aceras es la in
vocación noctámbula de los insomnes

de las aceras es la boca del pie
a la que nadie escucha porque siempre está de espaldas

2 pájaros en el árbol:

Ximena de Tavira dijo...

¡Ay, poeta, cómo te extraño!

nicolececilia dijo...

megusta muchoandén

Publicar un comentario